Virgen María: ejemplo de vida excepcional

En este día del Inmaculado Corazón de María es necesario recordar el papel fundamental que cumplió una mujer de nombre María, y cómo desde el cielo nos guía para llegar a su hijo Jesús.

María, madre de todos nosotros, es nuestro ejemplo más perfecto de cómo descubrir la voluntad de Dios en nuestra existencia, pero más valioso que eso es tener la confianza y la fe para cumplir esta volundad divina a pesar de nuestra limitada existencia humana.

Pero María ya pasado a ser también no solo la guía sino el ejemplo de vida que debemos seguir si queremos optar por las gracias divinas, que no son materiales sino la posibilidad de admirar el rostro de nuestro Padre y alabarlo por toda la eternidad.

Digamos con sinceridad desde nuestro corazón: "Virgencita María Madre nuestra, intercede por nosotros ante tu Hijo Jesús, para que tenga misericordia de nosotros y nos de la fuerza para cumplir su voluntad, así como le dijiste al arcángel San Gabriel el día de tu concepción por obra y gracia del Espíritu Santo". Amén

Nota destacada de la semana anterior

Catequesis del Papa Francisco sobre la Eucaristía como encuentro con Dios