Confianza en Jesucristo

Una de las prioridades del ser humano en este mundo de urgencias y prisas debe ser aprender a confiar en la voluntad de Nuestro Señor Jesucristo.

A veces, muchas veces, olvidamos que nuestra vida no debe ser solamente sobrevivir, o solamente trabajo sin un objetivo. El trabajo es sano, pero puede convertirse en un vicio en el momento que olvidamos cuál debe ser nuestra meta final con el trabajo o con cualquier actividad que realicemos en la vida.

La meta está muy clara: cumplir la voluntad de Jesús, seguir las enseñanzas y el camino del Maestro.

Es por eso que debemos llenar de tranquilidad y de paz nuestra alma cada vez que tengamos un problema. Hace poco escuché una predicadora que decía que la única manera de resolver un problema que nos aqueje y nos quite la paz es serenar nuestros pensamientos, tranquilizar nuestra mente y ponerlo todo en manos de Dios.

Debemos aceptar que no tenemos las soluciones para todo, somos seres humanos imperfectos, somos débiles ante las dificultades y en este mundo de tanto estrés, nuestra capacidad para tomar buenas y sanas decisiones se ha disminuido y se afecta en la presión que recibimos por hacer algo, lo que sea pero algo. Jesús tiene de seguro todas las soluciones para los problemas aunque parezcan extrañas o no las comprendamos. Pero tenemos que tener confianza absoluta y total en Él, depositanos en sus brazos y aceptar su voluntad.

Debemos pedirle al Espíritu Santo la sabiduría para poder seguir los designios del Señor y decir como nuestra Madre María Santísima: "hágase en mi tu voluntad".

Nota destacada de la semana anterior

¿El fin del mundo será el 23 de septiembre? Sacerdote católico responde (video)