Bendice al pueblo Hondureño

Señor Jesús, Dios de la paz y el amor, bendice al pueblo Hondureño, dale tranquilidad y esperanza, en las situaciones de adversidad.

Ilumína con tu Santo Espíritu a las personas que tienen el poder en el gobierno de este país centroamericano y en los gobiernos que están cerca de él.

Te pedimos por los que no respetan las leyes, por los que no respetan al pueblo, por los que no respetan la paz para que los perdones pero también los llenes de sabiduría.

Te pedimos de rodillas, para que llenes de tu sabiduría a quienes deben tomar decisiones para que las hagan basadas en tu voluntad y el respeto de los derechos humanos.

Cubre con tu sangre divina a este país, para evitar a toda costa un conflicto armado o un mayor problema y que siempre se haga tu voluntad.

Amén

Nota destacada de la semana anterior

Catequesis del Papa Francisco sobre la Eucaristía como encuentro con Dios