Trabajar con honestidad y valores

El éxito de toda empresa y de toda labor, es que las cosas que se hagan como parte de su trabajo diario estén basadas en la honestidad, la ética y todos los buenos valores cristianos y sociales.

Nosotros como trabajadores, empleados o jefes, tenemos la responsabilidad de realizae nuestros deberes siempre con la mirada puesta en los valores, eso nos va a evitar problemas y vamos a poder mantener siempre nuestra frente en alto cuando hayan pruebas y dificultades, pues nuestra consciencia estará limpia.

De la misma manera la empresa o la institución, como un todo, tiene la obligación legal y moral de que en su accionar cotidiano y en sus reglamentos se contemplen todos los deberes a cumplir. Es decir, para una empresaes se puede considerar honestidad pagar los debidos impuestos, cumplir con las garantías sociales, pagar salarios justos y a tiempo.

Todas estas ideas van a hacer que el ambiente laboral sea más agradable y accesible, que los empleados permanezcan motivados y que los problemas sean fácilmente resueltos. La presencia de Dios en la oficina no puede faltar.

Nota destacada de la semana anterior

Ubican árbol que habría plantado San Martín de Porres hace unos 400 años en Perú