Venerada sea Nuestra Santa Madre María


Cada 2 de agosto se celebra en Costa Rica la fiesta de La Negrita de los Ángeles, una conmemoración de la aparición de la Virgen María en el país a una joven mestiza. El 2010 reviste una importancia especial pues se conmemoran los 375 años del hallazgo de la piedra en la que estaba tallada la imagen de Santa María con Jesús en brazos.

Actual Basílica de Los Ángeles
Cuenta la historia que corría el año de 1635 cuando en un lugar de Cartago que entonces se llamaba La Puebla de los Pardos, una joven mestiza encontró la pequeña piedra con la imagen de la Virgen tallada, con gran alegría la tomó y la guardó. El mismo día pasó por el lugar y encontró otra imagen que también guardó, lo mismo sucedió al día siguiente.

Esto sucedió varias veces incluso ante la presencia del cura, quien al guardar la imagen en un cofre notó como desapareció reapareciendo en la piedra. De esta manera comprendieron que la idea de la Virgen María era tener ahí su lugar de oración y se decidió construir allí la ermita que después de varios terremotos y reconstrucciones constituye la actual Basílica de los Ángeles.

Pila del agua
Actualmente, la celebración del 2 de agosto se ve engalanada con la Romería, una caminata en la que aproximadamente dos millones de personas se desplazan desde todos los rincones del país para agradecer a la Virgen los favores concedidos o bien para ofrecer una promesa por si mismos o los seres queridos.

La Basílica está construída sobre el sitio donde estaba la piedra del hallazgo y al pie de la roca brota una naciente cuya agua es recogida por los creyentes y los fieles que acuden durante todo el año a visitar el sitio y en partícular en la fiesta del 2 de agosto.

Nota destacada de la semana anterior

¿El fin del mundo será el 23 de septiembre? Sacerdote católico responde (video)