Matrimonio, una obra sagrada de Dios

Jesús es la base del Matrimonio
El matrimonio no solo es una institución sagrada, que une dos personas en una sola carne y un solo pensamiento en su búsqueda de Dios, sino que -bien llevado y bajo la bendición de Jesús- se convierte en el pilar más importante de la sociedad moderna.

Ciertamente el matrimonio está pasando momentos muy duros, muy difíciles en que se ha desprestigiado por la violencia doméstica, en el que más de una tercera parte de los casados se separan antes de los siete años. Pero no me cabe duda que se trata de un circulo vicioso en el cual si el matrimonio está mal, la sociedad también y eso perjudica a los nuevos matrimonios.

No se puede negar que hay una buena parte de la culpa en noviazgos apresurados, mal guiados y poco fortalecidos en la fe; me atrevería a decir que algo de culpa tienen los medios de comunicación al incentivar con novelas y otro tipo de programas, las relaciones extramaritales y el sexo desenfrenado.

Como cristianos católicos, herederos de los valores de Cristo, debemos poner todo nuestro empeño en fomentar matrimonios sólidos y bien formados, con mejores matrimonios habrá mejores familias y una mejor sociedad, recordando en todo momento, que el matrimonio es una vía para alcanzar la santidad.




Nota destacada de la semana anterior

Papa Francisco: "Ante tus pecados, ¿te dejas ‘misericordiar’ por el Señor?"