Celebremos la Semana Santa con respeto

Jesucristo dio su vida en la cruz por nuestra salvación
Ya llegó una de las celebraciones católicas más importante de todo el año, sino la más importante. Ya estamos a la puerta de la Semana Santa que después de 40 días de reflexión se nos propone como una conmemoración de la vida y obra de Jesús en la tierra.

Durante una semana tendremos la posibilidad de revivir pasajes de la biblia trascendentales, que nos explican el plan de salvación de Dios y cómo trajo a su hijo al mundo, por medio de una familia humana, en cuerpo y sangre, para que nos enseñara a vivir según sus mandatos, pero también para perdonar nuestros pecados por medio de su sacrificio en la cruz.
No es una semana cualquiera, en latinoamérica se le da todavía cierta importancia a la celebración de la Semana Mayor, pero esta importancia ha ido mermando y dando campo a otras actividades meramente vacacionales. Lo que antes eran templos abarrotados de personas y procesiones seguidas por miles de feligreses, ahora se reduce a pocos fieles realmente fieles.

La verdad yo no esperaría que sea una semana en la que todos pasemos dentro de un templo, en los tiempos actuales es difícil por la situación laboral, pero creo firmemente que debe haber un mayor compromiso del cristiano en cuanto a valores como la reflexión de la palabra, la misericordia con el hermano y el arrepentimiento por los pecados.

Me entristece que algunas personas no guarden respeto por las celebraciones, y no hablo de los hermanos separados, ni de los no creyentes. Hablo de los mismos católicos, de fe fría, que no sienten la más mínima devoción por los hechos de se recuerdan en esta fechas. Comprendo que hay familias que aprovechan para salir y pasear esta semana, dando gracias a Dios por estar juntos. Pero hay personas que se dedican a la fiesta, a tomar licor sin medida y hacer actos bastante censurables para estas fechas.

No podemos juzgar de ninguna manera, pero podemos elevar nuestras oraciones al Altísimo para que envíe el Espíritu Santo sobre estas personas, que guarden al menos respeto por las celebraciones. Pero también pidamos por nosotros para que podamos reconocer la verdadera importancia de lo que sucedió hace ya más de 2000 años.


Nota destacada de la semana anterior

Catequesis del Papa Francisco sobre la Eucaristía como encuentro con Dios