¿Quieres ser feliz?

Muéstrate. Sigue tu instinto. Inspírate. Deja de ser víctima. Haz todo aquello que sabes hacer bien. Ama tu trabajo. Míralo todo desde una nueva perspectiva.  No te aísles. Júntate con los que quieres. Márcate objetivos. Acaba lo que empezaste. Ayuda a los demás.
Dios nos ayuda en las dificultades y sufrimientos. ¡Demos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Él es un Padre bueno y amoroso, y siempre nos ayuda. Cuando tenemos dificultades, o cuando sufrimos, Dios nos ayuda para que podamos ayudar a los que sufren o tienen problemas". 2 Corintios 1:3-4
Hoy Dios te dice lo siguiente: "Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa". Isaías 41:10
Enviado por Flor Rivera


Nota destacada de la semana anterior

Papa Francisco: "Ante tus pecados, ¿te dejas ‘misericordiar’ por el Señor?"