EVANGELIO Lunes 21 de Noviembre de 2011

Santoral

· La Presentación de la Santísima Virgen María

· San Héctor Valdivieso Sáez, Mártir

· Evangelio: Lucas 21, 1-4
"Vio a una viuda pobre que echaba dos monedas"

En aquel tiempo, levantando los ojos, Jesús vio a unos ricos que echaban sus donativos en las alcancías del templo; vio también a una viuda pobre, que echaba allí dos monedas, y dijo: «Yo les aseguro que esa pobre viuda ha dado más que todos. Porque éstos dan a Dios de lo que les sobra; pero ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenía para vivir».

Reflexión

REFLEXION DEL SANTO EVANGELIO: En nuestro país hay una canción que dice: El tiempo que te quede libre dedícalo a mí. Esta canción ejemplifica lo que significa: "No te amo". El dar sólo lo que sobra, es una verdadera muestra de "no-amor" hacia cualquiera. Creo que la persona que ama no sólo da de lo que tiene sino que busca dar lo mejor. Pensemos y apliquemos este pensamiento a las personas que tenemos cerca: a nuestros padres, a la esposa(o), novio(a) y especialmente al mismo Dios. ¿Les damos lo mejor de nosotros o sólo "lo que nos sobra"?

Si quieres saber a quién verdaderamente amas, sólo piensa para quién siempre tienes tiempo, a quién le das lo mejor de ti, ahí habrás encontrado la respuesta. Es triste que muchos de nosotros, para Dios, sólo tengamos las sobras.

REFLEXION DE LA PRIMERA LECTURA: Uno de los temas recurrentes al terminar el ciclo litúrgico es el de la Fidelidad. En este pasaje hemos visto la fidelidad y sobre todo la confianza de Daniel y sus compañeros que ponen a prueba el poder de Dios. Ellos saben que por ellos mismos no podrían mantenerse fieles por ello ponen como garante de su fe a Dios. Dios hará lo necesario para que la decisión que han tomado de no abandonar el cumplimiento de la Ley pueda ser realizado.

En medio de nuestro mundo en el que nos encontramos todos los días rodeados de un sin fin de tentaciones que nos invitan a la mediocridad y a la tibieza en la fe es necesario que así como lo hicieron estos jóvenes nosotros también tomemos la decisión de ser fieles al Evangelio. Dios en su infinito poder hará todo lo necesario para que esta decisión pueda ser vivida. Pon en tu corazón la firme decisión de permanecer fiel y de servir a Dios con toda tu vida y verás obrar en ti su poder y su amor.

Señor, sé que permanecer siempre fiel es únicamente posible con tu gracia por eso te pido que me revistas de ella en cada situación de mi vida para que a semejanza de Daniel, Ananías, Misael y Azarías pueda honrarte en cada momento y además cumplir con mis roles cotidianos diez veces mejor que lo que lo hubiera hecho sin ti.

Hoy buscaré todas las situaciones que me invitan a la mediocridad y ayudado por la gracia de mi buen Dios las realizaré con gran empeño y excelencia.

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Ábrele tu corazón.
Como María, todo por Jesús y para Jesús.
Pbro. Ernesto María Caro.

Nota destacada de la semana anterior

¿El fin del mundo será el 23 de septiembre? Sacerdote católico responde (video)