Reflexión en el Día del Padre

MÉXICO D.F., 16 Jun. 13 / 06:17 am (ACI/EWTN Noticias).- Con motivo de celebrarse este domingo el Día del Padre en varios países del mundo, el Obispo de Toluca (México) y Responsable de la Dimensión Episcopal de Familia, Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos, dijo que un padre “está llamado a ser testigo, guía y custodio de la familia (...) con fidelidad, responsabilidad, servicio, generosidad y compromiso de guiar a los hijos con amor”.

A través de una carta dirigida a todos los padres del país, el Prelado les agradeció su entrega, su donación y la vida compartida con sus hijos. Los alentó a seguir siendo así “testigos del amor del Padre”.

El Obispo cuestionó luego: “hoy, quiero preguntar a todos los hombres a quienes Dios les ha concedido el don de la paternidad y a todo hombre y mujer de buena voluntad, ¿cuál es la realidad de la figura del padre en la familia?”.

Mons. Chavolla se refirió a la persona de Josué, que sucede a Moisés en el Antiguo Testamento y lidera a los israelitas en la conquista de la Tierra prometida. Él, dijo el Prelado, es “la imagen de un buen padre que guía con fidelidad el camino a la tierra prometida“ y de la misma manera un padre de familia debe “guiar a sus hijos a la casa del Padre celestial”.

“La misión o tarea que Dios desde siempre ha encomendado al padre de familia, es como la de Josué, de acompañar, orientar y formar al hijo para afrontar los retos que la vida cotidiana presenta y optar desde la libertad”, señaló.

Explicó que así como en la época de Josué que motivó y guió a su familia para servir a Dios “desafiando a todo el mundo y exponiéndose a la muerte”, de la misma manera los padres afrontan los ataques en contra de la persona, el matrimonio, la familia y sus valores, por eso deben entregarse “al Señor formando el corazón de cada hijo en los valores humanos y cristianos”.

El Obispo recordó las palabras del Papa Francisco a los hijos y exhortó a no olvidarse “de dar gracias a Dios por sus padres”, también por los que ya han fallecido.

En la misiva, Mons. Chavolla pidió la bendición de Dios sobre todos los padres y la intercesión de San José y la Virgen María, para que el Señor los “llene de sabiduría para cumplir con su misión y que les de la fuerza para vivir esta bella vocación”.

Nota destacada de la semana anterior

Catequesis del Papa Francisco sobre la Eucaristía como encuentro con Dios