EVANGELIO DE HOY Miércoles 18 de Setiembre de 2013

Santoral

· Primera Lectura: I Timoteo 3,14-16
"Grande es el misterio que veneramos"
Querido hermano: Aunque espero ir a verte pronto, te escribo esto por si me retraso; quiero que sepas cómo hay que conducirse en la casa de Dios, es decir, en la asamblea de Dios vivo, columna y base de la verdad. Sin discusión, grande es el ministerio que veneramos: Manifestado en la carne, justificado en el Espíritu, contemplado por los ángeles, predicado a los paganos, creído en el mundo, llevado a la gloria.

· Salmo Responsorial: 110
"Grandes son las obras del Señor."
Doy gracias al Señor de todo corazón, / en compañía de los rectos, en la asamblea. / Grandes son las obras del Señor, / dignas de estudio para los que las aman. R.
Esplendor y belleza son su obra, / su generosidad dura por siempre; / ha hecho maravillas memorables, / el Señor es piadoso y clemente. R.
Él da alimento a sus fieles, / recordando siempre su alianza; / mostró a su pueblo la fuerza de su obrar, / dándoles la heredad de los gentiles. R.

· Evangelio: Lucas 7,31-35
"Tocamos y no bailáis, cantamos lamentaciones y no lloráis"
En aquel tiempo, dijo el Señor: "¿A quién se parecen los hombres de esta generación? ¿A quién los compararemos? Se parecen a unos niños, sentados en la plaza, que gritan a otros: "Tocamos la flauta y no bailáis, cantamos lamentaciones y no lloráis." Vino Juan el Bautista, que ni comía ni bebía, y dijisteis que tenía un demonio; vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y decís: "Mirad qué comilón y qué borracho, amigo de publicanos y pecadores." Sin embargo, los discípulos de la sabiduría le han dado la razón."

Reflexión
En esta parábola de Jesús, los fariseos ilustran a aquellos que todavía hoy en día rechazan todas las vías de salvación que Dios va suscitando. 

Representan a aquellos que, si los de la Renovación levantan los brazos para alabar a Dios: "Son unos alucinados"; si los de la Teología de la Liberación buscan insertarse en las comunidades más pobres para desde ahí evangelizar de una manera creíble, son unos "comunistas"; los que van todos los días a misa, "son unos persignados". 

En fin, ¿No sería bueno, en lugar de criticar, conocer mejor estas vías de salvación que Dios nos va proponiendo y dejarse seducir por Dios que nos llama a través de mil maneras dentro de la Iglesia a vivir la realidad del Reino?

Hoy oraré por el o los sacerdotes de mi comunidad. 

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Ábrele tu corazón. 
Como María, todo por Jesús y para Jesús. 

Pbro. Ernesto María Caro.

Nota destacada de la semana anterior

Ubican árbol que habría plantado San Martín de Porres hace unos 400 años en Perú