EVANGELIO DE HOY Miércoles 18 de Diciembre de 2013

Meditaciones para cada día de Adviento

Luz: Procura que el lugar tenga suficiente luz. 
Sé limpio y ordenado en tu persona y en tu hogar.

- Jesús, sed vida y luz de mi alma.

Primera lectura: Libro de Jeremías 23,5-8. 
"El Señor es nuestra justicia"
Llegarán los días -oráculo del Señor- en que suscitaré para David un germen justo; él reinará como rey y será prudente, practicará la justicia y el derecho en el país. En sus días, Judá estará a salvo e Israel habitará seguro. Y se lo llamará con este nombre: "El Señor es nuestra justicia". Por eso, llegarán los días -oráculo del Señor- en que ya no se dirá: "Por la vida del Señor que hizo subir a los israelitas del país de Egipto", sino más bien: "por la vida del Señor que hizo subir a los descendientes de la casa de Israel, y los hizo llegar del país del Norte y de todos los países adonde los había expulsado, para que habiten en su propio suelo".

Salmo 72(71),2.12-13.18-19. 
"Bendito sea el Señor, Dios de Israel"
Para que juzgue a tu pueblo con justicia y a tus pobres en los juicios que reclaman. Pues librará al mendigo que a él clama, al pequeño que de nadie tiene apoyo; 
Él se apiada del débil y del pobre, él salvará la vida de los pobres;
Bendito sea el Señor, Dios de Israel, pues sólo él hace maravillas.
Bendito sea por siempre su nombre de gloria, que su gloria llene la tierra entera. ¡Amén, amén!

Evangelio según San Mateo 1,18-24. 
"Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús"
Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: "José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados". Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emanuel, que traducid o significa: "Dios con nosotros". Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa."

Reflexión
Poco se habla de San José porque poco se le conoce. 

En este pasaje nos dice Mateo que san José era una hombre "justo". El justo, en la Biblia no es precisamente el hombre "equitativo", es decir el que da a cada uno lo que le corresponde. En la Biblia, el justo es el hombre que ama a Dios y busca, por sobre todas las cosas, y aun a costa de su propia vida, hacer la voluntad de Dios. Por otro lado, es un hombre que es reflexivo y que busca en todo descubrir al "Dios que salva".

De acuerdo a nuestras categorías de lenguaje, correspondería a "santo". Con esta palabra es con la que Dios presenta a José. Simplemente pensemos qué clase de hombre tenía Dios que escoger para la Madre de su Hijo y para ser el modelo de esposo y de padre en la Sagrada Familia. 

Ojala y todos los esposos y padres pudieran ser presentados como José: como hombres justos, como hombres santos.

Hoy oraré por todas las víctimas de injusticia en mi país, miraré las noticias y pediré específicamente por las notas de injusticia que aparezcan ahí. 

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Ábrele tu corazón. 
Como María, todo por Jesús y para Jesús. 

Pbro. Ernesto María Caro.

Nota destacada de la semana anterior

Catequesis del Papa Francisco sobre la Eucaristía como encuentro con Dios