Papa pide a religiosos evitar fundamentalismo e iluminar el futuro

VATICANO, 04 Ene. 14 / 02:39 pm (ACI/EWTN Noticias).-
En su diálogo con la Unión de Superiores Generales, sostenida el 29 de noviembre de 2013 y publicada ayer por La Civiltà Cattolica -la revista de la Compañía de Jesús-, el Papa Francisco les exhortó a los religiosos evitar el fundamentalismo y recordó que "los religiosos y las religiosas son hombres y mujeres que iluminan el futuro".

“Yo estoy convencido de una cosa: los grandes cambios de la historia se realizan cuando la realidad fue vista no desde el centro, sino desde la periferia. Es una cuestión hermenéutica: se comprende la realidad solamente si se la mira desde la periferia, y no si nuestra mirada es desde un centro equidistante de todo”, afirmó el Papa.

El Santo Padre señaló a los religiosos que “para entender de verdad la realidad, debemos movernos de la posición central de calma y tranquilidad, y dirigirnos hacia la zona periférica. Estar en periferia ayuda a ver y entender mejor, a hacer un análisis más correcto de la realidad, escapando del centralismo y de los enfoques ideológicos”.

“No sirve estar en el centro de una esfera. Para entender, nos debemos ‘descolocar’, ver la realidad desde más puntos de vista diferentes. Tenemos que habituarnos a pensar”.

Francisco también subrayó que “es necesario conocer la realidad por experiencia, dedicando un tiempo para ir a la periferia para conocer de verdad la realidad y lo vivido por la gente”.

“Si esto no ocurre, entonces, se corre el riesgo de ser abstractos ideólogos o fundamentalistas, y esto no es sano”.

El Santo Padre señaló que la prioridad de la vida consagrada es “la profecía del Reino, que no es negociable. El acento debe caer en el ser profetas, y no en el jugar a serlo”.

“Naturalmente el demonio nos presenta sus tentaciones, y esta es una de ellas: jugar a ser los profetas sin serlo, asumir sus actitudes. Pero no se puede jugar con estas cosas. Yo mismo he visto cosas muy tristes en relación a esto. No: los religiosos y las religiosas son hombres y mujeres que iluminan el futuro”.

El Papa subrayó la necesidad de “reforzar eso que es institucional en la vida consagrada y no confundir al Instituto con la obra apostólica. El primero permanece, la segunda pasa”.

“El carisma permanece, es fuerte, la obra pasa. A veces se confunde Instituto y obra. El Instituto es creativo, busca siempre caminos nuevos. Así también las periferias cambian y se puede hacer una lista siempre diferente”, indicó.

Este extenso diálogo ha sido difundido este viernes por la revista de la Compañía de Jesús en inglés, italiano y español y puede ser descargado en 

Fuente:

Nota destacada de la semana anterior

Ubican árbol que habría plantado San Martín de Porres hace unos 400 años en Perú