Evangelio del Día - Viernes 31 de octubre de 2014


Tiempo litúrgico: Ordinario
Color del día: Verde

Santoral


Primera Lectura: Filipenses 1, 1-11
"El que ha inaugurado ... una empresa buena la llevará adelante hasta el día de Cristo"

Pablo y Timoteo, siervos de Cristo Jesús, a todos los santos que residen en Filipos, con sus obispos y diáconos. Os deseamos la gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo. Doy gracias a mi Dios cada vez que os menciono; siempre que rezo por todos vosotros, lo hago con gran alegría. Porque habéis sido colaboradores míos en la obra del Evangelio, desde el primer día hasta hoy. 

Ésta es mi convicción: que el que ha inaugurado entre vosotros una empresa buena la llevará adelante hasta el día de Cristo Jesús. Esto que siento por vosotros está plenamente justificado: os llevo dentro, porque, tanto en la prisión como en mi defensa y prueba del Evangelio, todos compartís la gracia que me ha tocado. Testigo me es Dios de lo entrañablemente que os echo de menos, en Cristo Jesús. 

Y ésta es mi oración: que vuestro amor siga creciendo más y más en penetración y en sensibilidad para apreciar los valores. Así llegaréis al día de Cristo limpios e irreprochables, cargados de frutos de justicia, por medio de Cristo Jesús, a gloria y alabanza de Dios.

Salmo Responsorial: 110
"Grandes son las obras del Señor."
  • Doy gracias al Señor de todo corazón, en compañía de los rectos, en la asamblea. Grandes son las obras del Señor, dignas de estudio para los que las aman.
  • Esplendor y belleza son su obra, su generosidad dura por siempre; ha hecho maravillas memorables, el Señor es piadoso y clemente.
  • Él da alimento a sus fieles, recordando siempre su alianza; mostró a su pueblo la fuerza de su obrar, dándoles la heredad de los gentiles.

Evangelio: Lucas 14, 1-6
"Si a uno se le cae al pozo el burro o el buey, ¿no lo saca aunque sea sábado?"

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Jesús se encontró delante un hombre enfermo de hidropesía y, dirigiéndose a los letrados y fariseos, preguntó: "¿Es lícito curar los sábados, o no?" Ellos se quedaron callados. Jesús, tocando al enfermo, lo curó y lo despidió. Y a ellos les dijo: "Si a uno de vosotros se le cae al pozo el burro o el buey, ¿no lo saca en seguida, aunque sea sábado?" Y se quedaron sin respuesta."

Reflexión

¿Te has dado cuenta de cuántas veces tenemos miedo de mostrarnos como cristianos por temor a las críticas? Jesús no dudaba en actuar de acuerdo a sus convicciones: El hombre está enfermo, qué interesa que sea sábado, qué interesa que los demás sólo estén buscando una excusa para atacarme: "hay que sanarlo".

El temor a mostrarse como verdaderos cristianos, sobre todo en las causas de justicia, hace que nuestro testimonio como discípulos de Jesús quede en la oscuridad. 

El cristianismo desde sus orígenes ha estado formado por hombres y mujeres que se han sentido muy orgullosos de ser seguidores de Jesucristo, tanto así que han dado su propia vida como testimonio de ello. Permitamos a Cristo transparentarse en nuestra vida. 

Acción

Señor, que mi amor por ti siga creciendo más y más y se traduzca en un mayor conocimiento y sensibilidad espiritual. Que así pueda escoger siempre lo mejor y llegue limpio e irreprochable al día de tu venida, lleno de los frutos de la justicia, que viene de ti, Cristo Jesús, para gloria y alabanza del Padre Celestial.

El día de hoy pondré mucha atención en las muestras de amor que Dios me da constantemente, y meditaré en lo que yo hago para demostrarle mi amor y gratitud. 

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Ábrele tu corazón. 
Como María, todo por Jesús y para Jesús. 

Pbro. Ernesto María Caro

Adaptado de:
Evangelio del Día
Evangelización Activa

Nota destacada de la semana anterior

Papa Francisco: "Ante tus pecados, ¿te dejas ‘misericordiar’ por el Señor?"