Enseñen la fe a los niños con el ejemplo y no con palabras

VATICANO, 14 Nov. 14 / 10:25 am (ACI/EWTN Noticias).- “¡Hoy las palabras no sirven! En este mundo de la imagen, todos estos tienen el celular y las palabras no sirven… ¡Ejemplo! ¡Ejemplo!”, exhortó el Papa Francisco este viernes durante la Misa en la Casa Santa Marta donde llamó a padres y catequistas a enseñar la fe a los niños y adolescentes dando el ejemplo en sus propias vidas.

¿Cómo se transmite la fe a los nativos digitales? Con la modalidad que mejor puede impactar a quien vive constantemente estimulado por las imágenes: el ejemplo. Mientras los chicos presentes en esta Misa pierden su inicial timidez para responder después a las preguntas del Papa.

Francisco celebró este viernes la Misa acompañado por niños y adolescentes de una parroquia de Roma. Parece que estamos en la “Misa de los chicos”, dijo el Papa, y prosiguió diciendo “es ver una promesa, es ver el mundo que vendrá”. Y se preguntó: “¿Pero qué dejaremos a nuestro futuro?”.

“¿Enseñamos lo que hemos oído en la Primera lectura: caminar en el amor y en la verdad? ¿O lo enseñamos con las palabras, pero nuestra vida va por otra parte? ¡Pero para nosotros ver a los chicos es una responsabilidad! Un cristiano debe cuidar con solicitud a los chicos, a los niños y transmitirles la fe, transmitir lo que vive, que está en su corazón. ¡Nosotros no podemos ignorar a las plantitas que crecen!”.

Francisco afirmó que todo depende de la justa actitud hacia los niños. “¿Cómo es mi actitud? ¿Es una actitud de hermano, de padre, de madre, de hermana, que lo hace crecer o es una actitud de indiferencia: ‘ellos crecen, yo hago mi vida…?’”.

“Todos nosotros tenemos la responsabilidad de dar lo mejor que tenemos y lo mejor que tenemos es la fe. Darla a ellos, ¡pero darla con el ejemplo! Con las palabras no sirve, con las palabras… ¡Hoy las palabras no sirven! En este mundo de la imagen, todos estos tienen el celular y las palabras no sirven… ¡Ejemplo! ¡Ejemplo! ¿Qué cosa les doy a ellos?”, preguntó.

El Papa también preguntó a los menores por qué participaban en esta Misa. Uno, después de cierto tiempo, se armó de valor y admitió: “Para verte…”. El Papa Francisco respondió: “También a mí me agrada verlos a ustedes”. Luego les preguntó si ya recibieron la Primera Comunión y la Confirmación; y les recordó que el Bautismo “abre la puerta a la vida cristiana” y que, inmediatamente después, inicia un “camino largo, toda una vida”.

“Caminar en la verdad y en el amor”, reiteró Francisco. Indicó que luego llegarán otros Sacramentos como el matrimonio. Pero este camino, reafirmó, “es importante saber vivirlo, saber vivirlo como Jesús”.

“En estos Sacramentos, ¿la oración es un Sacramento?... ¡Fuerte!… ¡No! ¡Es verdad!, ¿no? La oración no es un Sacramento, pero debemos rezar. ‘¿No saben si deben rezar? Bien… ¡Sí! Rezar al Señor, rezar a Jesús, rezar a la Virgen, para que nos ayuden en este camino de la verdad y del amor. ¿Entendieron? Han venido para verme. ¿Quién de ustedes lo había dicho? Tú. Es verdad. Pero también para ver a Jesús. ¿De acuerdo? ¿O dejamos de lado a Jesús? Ahora viene Jesús al altar. ¡Y lo veremos todos! ¡Es Jesús! En este momento debemos pedir a Jesús que nos enseñe a caminar en la verdad y en el amor. ¿Lo decimos juntos? ‘Caminar en la verdad y en el amor’”, concluyó.

Fuente:

Nota destacada de la semana anterior

Catequesis del Papa Francisco sobre la Eucaristía como encuentro con Dios