¿Eres católico? Entonces permanece en la Iglesia, exhorta el Papa

VATICANO, 28 Oct. 14 / 04:13 pm (ACI/EWTN Noticias).- Somos ciudadanos de la Iglesia, si no entramos en este templo para que el Espíritu Santo habite en nosotros, entonces no estamos en la Iglesia, afirmó este martes el Papa Francisco durante la Misa en la Casa Santa Marta, donde recordó que Cristo es la piedra angular y los apóstoles son las doce columnas.

En su homilía, el Santo Padre reflexionó sobre el pasaje del Evangelio que relata el nacimiento de la Iglesia, el llamado de los apóstoles y la lectura de San Pablo que describe a la Iglesia como un edificio que crece “bien ordenado” sobre sus cimientos.

Francisco señaló que cuando Jesús eligió a sus apóstoles hace dos mil años, se puso a sí mismo como “base” y “piedra angular” de la Iglesia, que después abrió de par en par sus puertas a todos, sin distinción, porque a Cristo le interesa amar y curar los corazones, y no contar los pecados.

Jesús, antes de elegir a sus apóstoles, se retira en oración. “Jesús ora, Jesús llama, Jesús elige, Jesús envía a los discípulos, Jesús cura a la muchedumbre. En este templo, este Jesús que es la piedra angular hace todo este trabajo: es Él quien lleva adelante la Iglesia de este modo”.

“Como decía Pablo, esta Iglesia está edificada sobre el fundamento de los Apóstoles. Este que Él ha elegido aquí: eligió a doce. Todos pecadores, todos. Judas no era el más pecador: no sé quién haya sido el más pecador… Judas, pobrecito, es aquel que se cerró al amor y por esto se convirtió en traidor. Pero todos escaparon en el momento difícil de la Pasión y dejaron solo a Jesús. Todos son pecadores. Pero Él los eligió”, señaló.

Así, como relata San Pablo, Jesús quiere a sus discípulos “dentro” de la Iglesia, y no como huéspedes o extranjeros, sino “con el derecho de un ciudadano”. E insiste en que en la Iglesia “no estamos de paso, estamos enraizados allí. Nuestravida es allí”:

“Nosotros somos ciudadanos, conciudadanos de esta Iglesia. Si nosotros no entramos en este templo y formamos parte de esta construcción a fin de que el Espíritu Santo habite en nosotros, nosotros no estamos en la Iglesia”.

“Nosotros estamos en la puerta y miramos: ‘Pero, qué bello… sí, esto es bello…’. Cristianos que no van más allá de la recepción de la Iglesia: sólo allí, en la puerta… ‘Pero sí, soy católico, sí, pero no demasiado… así…”.

En su homilía, Francisco también recordó el amor y la misericordia de Jesús, que perdona la traición de Pedro, dejándolo en su lugar como la primera de las columnas.

“A Jesús no le importó el pecado de Pedro: buscaba su corazón. Pero para encontrar este corazón y para curarlo. Jesús que reza y Jesús que cura, también por cada uno de nosotros. Nosotros no podemos comprender a la Iglesia sin este Jesús que reza y sin este Jesús que cura. Que el Espíritu Santo nos haga comprender, a todos nosotros, esta Iglesia que tiene la fuerza en la oración de Jesús por nosotros y que es capaz de curarnos. A todos nosotros”, expresó.

Fuente:

Nota destacada de la semana anterior

Papa Francisco: "Ante tus pecados, ¿te dejas ‘misericordiar’ por el Señor?"