Histórico: Papa Francisco y líderes religiosos firman declaración para poner fin a la esclavitud

VATICANO, 02 Dic. 14 / 10:47 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco y diversos líderes religiosos de las confesiones más extendidas en el mundo como los musulmanes y los judíos, firmaron hoy una histórica declaración en el Vaticano en la que condenan todo tipo de esclavitud moderna y en la que se comprometen a trabajar por el fin del tráfico de personas.

La declaración, firmada por líderes religiosos anglicanos, ortodoxos, budistas, judíos, musulmanes e hindúes, señala que “nosotros, los firmantes, estamos reunidos hoy por una iniciativa histórica para inspirar la acción espiritual y concreta de la gente de credos mundiales y las personas de buena voluntad en todo el orbe para erradicar la esclavitud moderna en todo el mundo para el año 2020 y para siempre”.

La iniciativa nació del Global Freedom Network, una organización fundada por católicos, anglicanos y musulmanes que buscan erradicar la esclavitud en todo el mundo.

“A los ojos de Dios, cada ser humano es una persona libre, ya sea niña, niño, mujer u hombre, y está destinado a existir para el bien de todos en igualdad y fraternidad”, afirma el texto.

“La esclavitud moderna, en términos de tráfico humano, el trabajo forzado y la prostitución, así como el tráfico de órganos y cualquier otra cosa relacionada, fracasa en cuanto al respeto de la convicción fundamental de que todas las personas son iguales y que tienen la misma libertad y dignidad. Son un crimen contra la humanidad”.

En noviembre de este año, la organización Walk Free, dio a conocer un estudio en el que señala que 35.8 millones de personas sufren la esclavitud moderna. El informe define la esclavitud como la privación sistemática de la libertad de la persona, así como el abuso de su cuerpo para la explotación comercial.

El tráfico de personas, indica la Organización Mundial del Trabajo, genera 150 billones de dólares cada año en todo el mundo.

En su discurso de hoy en la firma de la declaración, el Papa Francisco aseguró en español que “cada ser humano, hombre, mujer, niño, niña es imagen de Dios. Dios es Amor y libertad que se dona en relaciones interpersonales, así cada ser humano es una persona libre destinada a existir para el bien de otros en igualdad y fraternidad”.

“Cualquier relación discriminante que no respete la convicción fundamental que el otro es como uno mismo constituye un delito, y tantas veces un delito aberrante”, dijo luego.

“Por eso, declaramos en nombre de todos y de cada uno de nuestros credos que la esclavitud moderna, en término de trata de personas, trabajo forzado, prostitución, explotación de órganos, es un crimen de lesa humanidad. Sus víctimas son de toda condición, pero las más veces se hallan entre los más pobres y vulnerables de nuestros hermanos y hermanas”.

El Santo Padre culminó su discurso agradeciendo a los presentes por “este compromiso transversal que nos compromete a todos. Todos somos reflejo de la imagen de Dios y estamos convencidos que no podemos tolerar que la imagen del Dios vivo sea sometida a la trata más aberrante”.

Fuente:

Nota destacada de la semana anterior

Papa Francisco: "Ante tus pecados, ¿te dejas ‘misericordiar’ por el Señor?"