Divorciados en nueva unión son parte de la Iglesia pero no pueden comulgar, dice Cardenal


BOGOTÁ, 07 Ago. 15 / 03:45 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Arzobispo de Bogotá (Colombia), Cardenal Rubén Salazar, explicó que los divorciados en nueva unión siguen siendo parte de la Iglesia y no están excomulgados, pero están impedidos de recibir la comunión eucarística.

Así lo indicó el Prelado en rueda de prensa ante los medios de comunicación locales el 6 de agosto, ante diversas informaciones de algunos medios que han malinterpretado las afirmaciones del Papa Francisco en la audiencia general del 5 de agosto en la que habló sobre los divorciados vueltos a casar.

En dicha audiencia el Santo Padre señaló que los divorciados en nueva unión “no están excomulgados", y no deben ser tratadas como tales pues "forman parte siempre de la Iglesia”.

El Cardenal Salazar explicó que con estas afirmaciones “no se puede decir que el Papa Francisco dijo que los divorciados vueltos a casar pueden volver a comulgar”.

Esta afirmación, dijo luego, no es ninguna novedad en la Iglesia

Un divorciado en nueva unión, precisó el Purpurado colombiano, “no queda excomulgado de la Iglesia, sigue formando parte de la Iglesia. La Iglesia lo considera un miembro de su comunidad, pero es la doctrina de siempre y ahí no hay ninguna innovación”, subrayó.

El criterio fue ampliado también por el Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia, Mons. José Daniel Falla, quien dijo que “la Iglesia Católica nunca ha considerado que las personas divorciadas vueltas a casar por lo civil estén excomulgadas”.

"Lo que la Iglesia siempre ha sostenido es que los divorciados no pueden volver a comulgar mientras estén en una ruptura de su vínculo matrimonial, ellos deben pasar primero por un proceso de reconfiguración de su vida, su aptitud y de confesión", aseguró.

El Obispo dijo que lo que el Papa Francisco hizo durante la audiencia del miércoles, fue aclarar que los divorciados no están excomulgados y que tienen un lugar dentro de la Iglesia: "ellos son hijos de Dios y de la Iglesia, por tanto se les debe prestar atención espiritual y permitir su participación en las tareas propias de la Iglesia".

Fuente:

Nota destacada de la semana anterior

3 pedidos del Papa Francisco por los 100 años de las apariciones de la Virgen de Fátima