¡Que no se globalice la indiferencia!, piden obispos españoles ante tragedia de refugiados


MADRID, 03 Sep. 15 / 05:06 pm (ACI).- Miles de personas intentan entrar cada día en Europa arriesgando su vida. En muchas ocasiones pierden su vida en el camino, como el pequeño Aylan de tres años que falleció en las costas turcas mientras intentaba alcanzar alguna isla de Grecia que se encuentran a pocos kilómetros de distancia.

En la patera viajaban 13 personas, el patrón de la embarcación al ver que las olas eran demasiado altas saltó del barco y escapó, dejando a la deriva a los tripulantes. Todos murieron, excepto el padre de Aylan quien ahora quiere volver a su ciudad natal en Siria para poder enterrar a su mujer y sus dos hijos.

Según se ha podido saber, Canadá negó el asilo a la familia de Aylan cuando pidió entrar en el país en el que vive una tía del pequeño desde hace años. En busca de una vida mejor y huyendo del peligro y la guerra de Siria e Irak, Aylan y su familia embarcaron en una patera que no llegó a puerto.

Esta es una de las miles de historias que se repiten cada día en las fronteras de Europa. Ante esta grave crisis migratoria los obispos españoles han animado a los países del viejo continente a actuar con “mayor generosidad en la acogida de refugiados y desplazados”.

En un comunicado dado a conocer hoy y firmado por la Comisión Episcopal de Migraciones los Obispos españoles advierten del peligro de que “la repetición de los hechos acabara anestesiándonos” y que “la globalización de la indiferencia acabara por secarnos las lágrimas".

La situación que ya se califica de “verdadera catástrofe humanitaria” y que, según precisan los Obispos españoles “reclama respuestas urgentes, eficaces y generosas”.

Por eso han hecho un llamamiento a Europa “a cuyas puertas llaman angustiadas estas personas pidiendo refugio” para que se “implique con mayor empeño en buscar soluciones globales”.

El comunicado de la Comisión de Migraciones destaca la importancia de que los gobiernos se comprometan “de manera efectiva”, pero también apelan a los ciudadanos a quienes animan a “ponerse en la piel del otro para entender qué esperanzas y deseos les mueven a dejar su tierra, su familia, los lugares conocidos; de qué situaciones busca escapar".

Los obispos también recuerdan que esperan desde hace dos años la respuesta del Gobierno a quienes pidieron desde la Conferencia Episcopal la acogida en España de un grupo de refugiados sirios.

Ante la falta de respuesta, los prelados han reiterado la petición y han pedido también la comprensión y colaboración de todos los ciudadanos. “Los cristianos tenemos por razones humanitarias y evangélicas un especial deber de justicia y caridad, distintivo de nuestra condición”, precisan en el comunicado.

Ante la crisis migratoria la plataforma ciudadana CitizenGo ha abierto una petición para pedir a los responsables de inmigración de las Naciones Unidas y de la Unión Europea que tomen decisiones “firmes, valientes y generosas asumiendo que la tierra es la casa de todos y que los Estados pueden y deben defender sus fronteras”.

Además piden también la resolución del conflicto bélico en Siria que lleva ya varios años y que es el principal problema en esta emergencia humanitaria.

La gravedad de la crisis aumentó con la irrupción del Estado Islámico que persigue a los cristianos en Medio Oriente, especialmente en Siria e Irak.

Para unirse a esta petición puede firmar aquí:

Fuente:

Nota destacada de la semana anterior

Ubican árbol que habría plantado San Martín de Porres hace unos 400 años en Perú