¿Cómo vivir Thanksgiving o Día de Acción de Gracias en clave católica?


REDACCIÓN CENTRAL, 26 Nov. 15 / 11:33 am (ACI/EWTN Noticias).- Hoy en Estados Unidos se celebra Thanksgiving o el Día de Acción de Gracias que recuerda la primera cena de agradecimiento en 1621 de un grupo peregrinos con nativos, en la que se dio gracias a Dios por la abundancia de cosechas en el nuevo mundo. El ahora Arzobispo de Los Ángeles (EEUU), Mons. José Gómez, explicó por qué esta fiesta es profundamente católica.

En el año 2008, cuando era aún Arzobispo de San Antonio (Texas), Mons. Gómez publicó en el diario Today’s Catholic un artículo en el que explicaba el sentido católico del Día de Acción de Gracias, "un día especial, donde ante todo se celebra la unidad familiar. En efecto, las familias se reúnen en Thanksgiving con más frecuencia que en cualquier otra fiesta, incluyendo la Navidad".

El Prelado relató que "antes de la ‘primera’ celebración de Thanksgiving en 1621 en suelo norteamericano, el 30 de abril de 1598, en Texas, Don Juan de Oñate ya había declarado oficialmente un ‘Día de Acción de Gracias’, que fue conmemorado con el santo sacrificio de la Misa".

Oñate, contó el Prelado, "hizo lo más propiamente católico: celebrar la Eucaristía, una palabra que viene del término griega Eukaristein, y que significa, precisamente ‘acción de gracias’".

"Esta es la razón por la cual, pese a que Thanksgiving no es una fiesta de guardar en el calendario católico, el calendario litúrgico de la Iglesia en los Estados Unidos lo celebra con la solemnidad de dos lecturas –una del Antiguo y otra del Nuevo Testamento– y con una emblemática lectura del Evangelio de Lucas: el pasaje del ‘Magnificat’" de María.

Mons. Gómez resaltó que "aunque la Virgen María lo vivió de manera única y privilegiada, todos (…) podemos elevar nuestra acción de gracias a Dios porque nos ha dado más de lo que imaginamos o merecemos, simplemente porque, como nos dice nuestra Santa Madre, Él ha hecho obras grandes por nosotros, y su nombre es santo".

"Por eso, los católicos no sólo debemos celebrar el Día de Acción de Gracias con profundo espíritu de oración, agradecimiento y alegría, sino que la celebración de este día nos debe llevar a recordar que nuestra vida como católicos es una constante acción de gracias. A través de nuestros actos de la vida cotidiana, que deben todos ellos dar gloria a Dios, y de manera especial a través de la celebración de la Eucaristía".

El actual Arzobispo de Los Ángeles, la arquidiócesis más grande de Estados Unidos, recordó además que "este fin de semana iniciamos el tiempo especial del Adviento. A través de él nos preparamos para recibir el supremo regalo de Dios: su propio Hijo, hecho uno de nosotros para reconciliar a la humanidad".

"Rezo –concluyó– de todo corazón a nuestra Santa Madre, la gran agradecida del Señor, para que nos prepare con un corazón lleno de acción de gracias para los grandes misterios de la Navidad".

Tres oraciones que en este día se pueden rezar en familia o en comunidad:

Oración de Acción de Gracias

Oh Dios, te agradecemos por esta tierra, nuestro hogar; por el ancho cielo y el sol bendito,por la salada mar y la corriente del agua, por las inmensas colinas y los vientos que nunca descansan, por los árboles y la hierba bajo los pies. 

Nosotros te agradecemos por nuestros sentidos con los que escuchamos el canto de las aves, vemos el esplendor de los campos de verano, saboreamos las frutas de otoño, nos regocijamos al sentir la nieve y respiramos el aliento de la primavera.

Danos un corazón muy abierto a toda esta belleza; y guarda nuestras almas de ser tan ciegas que pasamos sin ver, incluso cuando la zarza común está ardiendo con tu gloria.

Oh Dios, creador nuestro, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

(Traducido de: Living God’s Justice: Reflections and Prayers, compiled by The Roundtable Association of Diocesan Social Action Directors)

Oración en la mesa de Acción de Gracias

Oh Dios misericordioso, te damos gracias por tu generosidad desbordante para con nosotros. 

Gracias por la bendición de los alimentos que comemos y especialmente por la fiesta de este día.

Gracias por nuestro hogar, la familia y amigos, especialmente por la presencia de los aquí reunidos.

Gracias por nuestra salud, nuestro trabajo y nuestro juego. 

Por favor, envía tu ayuda a aquellos que tienen hambre, están solos, enfermos y sufriendo la guerra y la violencia.

Abre nuestros corazones a tu amor. Te pedimos tu bendición por Cristo, tu Hijo. Amén.

(Traducido de: Celebrating Faith: Year-round Activities For Catholic Families, by Mary Cronk Farrell)

Oración

Esta Acción de Gracias nos permite, a aquellos que tienen mucho y aquellos que tienen poco, reunirnos en la mesa de bienvenida del Señor. 

En esta fiesta bendita, ricos y pobres debemos recordar que somos llamados a servir a los demás y a caminar juntos en el mundo de la gracia de Dios. 

Por ello, con corazones agradecidos alabemos a nuestro Dios que como un padre amoroso no nos niega lo bueno. Amén.

(Traducido de: Songs of Our Hearts, Meditations of Our Souls: Prayers for Black Catholics, edited by Cecilia A. Moor, Ph.D., C. Vanessa White, D.Min., and Paul M. Marshall, S.M.)

Fuente:

Nota destacada de la semana anterior

Ubican árbol que habría plantado San Martín de Porres hace unos 400 años en Perú