El Papa Francisco pide apoyar obras de misericordia de Ayuda a la Iglesia Necesitada


VATICANO, 17 Jun. 16 / 10:46 am (ACI/EWTN Noticias).- A través de un video el Papa Francisco invitó este viernes a todos los hombres y mujeres a realizar en cada parte del mundo una “obra fija de misericordia”, en apoyo a la campaña internacional de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), “Sé la misericordia de Dios”.

“Los hombres y las mujeres necesitamos de la misericordia de Dios pero también necesitamos de nuestra misericordia; necesitamos darnos la mano, acariciarnos, cuidarnos. Así que los invito a todos, junto a Kirche in Not (nombre en alemán de AIN), a hacer en cada lugar de todo el mundo una obra fija de misericordia. Y no le tengan miedo a la misericordia: la misericordia es la caricia de Dios”, expresó el Papa en el video.

La campaña, lanzada oficialmente este viernes en la sede de Radio Vaticana, surgió como iniciativa del Santo Padre.

Durante la conferencia de prensa se indicó que “Sé la misericordia de Dios” se llevará a cabo en cada una de las 22 oficinas de AIN en el mundo y concluirá en Roma el 4 de octubre, día de San Francisco de Asís, cuando la fundación presente al Papa los primeros "frutos" de la campaña.

Además, en el sitio web de la campaña www.semisericordia.org se recordó que “alrededor del mundo hay millones de personas necesitadas. Y no son sólo necesidades materiales, si no también espirituales”.

“La misericordia de Dios acoge a cada uno de nosotros y responde a nuestros anhelos más profundos. La misericordia es también una acción concreta”, señaló.

En ese sentido, afirmó que AIN, a través de trabajos de misericordia específicos, “se esfuerza para servir a nuestros hermanos y hermanas alrededor del mundo apoyando a más de 6.000 pedidos de proyectos al año”.


Fuente:
https://www.aciprensa.com/noticias/video-el-papa-pide-apoyar-obras-de-misericordia-de-ayuda-a-la-iglesia-necesitada-88076/


Nota destacada de la semana anterior

Catequesis del Papa Francisco sobre la Eucaristía como encuentro con Dios