La reconciliación es el “mayor regalo” que los cristianos pueden dar a Medio Oriente

MADRID, 17 Oct. 16 / 11:49 am (ACI).- El P. Jens Peztol es el superior de la comunidad monástica al-Khalil en la ciudad de Suleymaniyah en el Kurdistán iraquí y dedica su tiempo y esfuerzo al cuidado de los miles de desplazados que llegan desde Siria e Irak huyendo de la persecución del Estado Islámico. Ante la terrible situación que afronta todo Oriente Medio, el P. Petzol destacó la gran necesidad de reconciliación, que es en su opinión “el mayor regalo que los cristianos pueden hacer a esta sociedad y a todo Oriente Medio”.

Según explicó en una entrevista concedida a ACI Prensa, su comunidad fue fundada por el P. Paolo dal’Oglio, que fue secuestrado por el Estado Islámico y del que no se tienen noticias desde hace tres años.

Según explica, su vida era “tranquila” hasta agosto de 2014, cuando “llegó el primer gran grupo de desplazados desde la ciudad de Qaraqosh. En seguida les buscamos un sitio para que pudieran instalarse, pero a final de mes teníamos más de 5 mil personas viviendo en Suleymaniyah”.

De hecho recuerda cómo muchos de los cristianos desplazados en Kurdistán cuentan cómo cuando el Estado Islámico tomó la ciudad de Mosul simplemente les dieron a elegir entre convertirse o irse. “Y así se fueron, sin absolutamente nada”, asegura.

En esta persecución por su fe, según afirma el P. Peztol a ACI Prensa, los cristianos sufren un gran acoso, pero otras minorías religiosas como los yazidíes, sufren más y se encuentran totalmente desprotegidos.

Los cristianos se mantienen fieles a pesar de haber tenido que dejar todo atrás por su fe. Al respecto el P. Peztol asegura que es conmovedor cómo viven el mes de mayo, dedicado a la Virgen María y la gran devoción que tienen al rosario.

Muchos de los desplazados en el Kurdistán iraquí, una zona independiente en el norte de Irak, aún guardan la esperanza de volver a sus casas en Siria e Irak cuando cese la violencia y la ocupación del Estado Islámico.

Esa reconstrucción, explica el sacerdote, será una ardua tarea “que solo pueden hacer la población musulmana y la cristiana juntas. Hay una necesidad enorme de reconciliación, de volver a construir la confianza que se ha perdido. Ese trabajo por la paz y la reconciliación será una labor tremendamente complicada pero de la que todas las partes de la sociedad tendrán que contribuir: musulmanes sunitas y chiitas, cristianos, yazidíes; todos”.

“El mayor regalo -precisa- que los cristianos pueden hacer a esta sociedad y a todo Oriente Medio es la reconciliación, porque al final esta unión es uno de los fundamentos del cristianismo”.

“Reconciliar tantas partes es complicado, porque es como intentar unir un cristal roto contra el suelo, en el que hay muchísimas partes. Pero creo que también es muy importante recordar la tradición de Oriente Medio de vivir en paz y cómo las ciudades de Damasco y Bagdad eran símbolo de convivencia pacífica entre las culturas. Necesitamos trabajar para volver a conseguirlo”, señala a ACI Prensa.

El P. Jens Petzol recibió el premio HO por defender la libertad religiosa pese a las presiones del Estado Islámico y por la proporción de ayuda humanitaria a los cristianos perseguidos por el Estado Islámico.

Fuente:

Nota destacada de la semana anterior

Hallazgo arqueológico en Tierra Santa corrobora episodio narrado en la Biblia (video)