La actitud del cristiano es la dulzura y el respeto, no estar amargados, dice el Papa

El Papa durante la homilía. Foto: Captura Youtube
Por Álvaro de Juana
ROMA, 21 May. 17 / 12:15 pm (ACI).- El Papa Francisco visitó en la tarde del domingo en Roma la parroquia San Pier Damiani, situada en un barrio cuyos vecinos son mayoritariamente comunistas, y explicó que la actitud de todo cristiano es la dulzura y el respeto y criticó que algunos que se dicen cristianos están todo el día amargados.

El Pontífice habló del Espíritu Santo y recordó que es como un “abogado” que “defiende del maligno”. “El Espíritu Santo está en cada uno de nosotros, y lo hemos recibido en el Bautismo, lo hemos recibido de Jesús”, recordó.

El Papa, como San Pablo en la lectura, invitó a no contristar al Espíritu Santo porque “tenemos a Dios mismo dentro, es Dios que nos acompaña, que te dice lo que debes hacer y cómo lo debes hacer, es el que te ayuda a no equivocarte, que te ayuda a no caer en la tentación, es el abogado, el que te defiende del maligno”.

Y, “¿cómo adorar a Cristo?”, se preguntó. “Con la oración de adoración y dejando sentir la inspiración del Espíritu Santo. Es él el que nos dice 'esto es bueno, esto no es bueno, este es el camino equivocado, este es el camino bueno'. Nos lleva adelante. Y cuando la gente nos pide explicaciones de por qué nosotros los cristianos somos así, San Pedro dice que hay que estar preparados para responder a cualquiera que pregunte”.

“Que esto sea hecho con dulzura y respeto”, pidió recordando las palabras del apóstol. “El lenguaje de los cristianos que cuidan el Espíritu Santo que se nos ha dado como don, es un lenguaje especial, no deben hablar en latín, es otro lenguaje. Es el lenguaje de la dulzura y del respeto. Y esto puede ayudarnos a pensar cómo es nuestra actitud de cristianos”.

“¿Es una actitud de dulzura o de ira? ¿o de amargura? Es muy feo ver a personas que se dicen cristianas pero están llenas de amargura. La Iglesia llama al Espíritu ‘dulce huésped del alma’. Y de respeto. Siempre respeta a los demás. Nos enseña a respetar a los otros”.

“El diablo, que sabe cómo debilitarnos, hará todo lo posible para que nuestro lenguaje no sea respetuoso y dulce, incluso dentro de las comunidades cristianas”.

A continuación, Francisco denunció que mucha gente “se acerca a las parroquias buscando paz y respeto y sin embargo encuentra lucha internas entre los fieles. En lugar de la dulzura encuentra murmuraciones, maledicencias, competencia… ¿Y esa gente que encuentra ese ambiente no de incienso sino de charlatanería qué dice? “Prefiero ser pagano’, y se va desilusionado. Con este lenguaje de ambición y de celos alejamos a la gente y no dejamos trabajar al Espíritu”.

“Tenemos que cuidar al Espíritu Santo y no hablar como el diablo nos enseña. Perdonad si vuelvo siempre sobre este tema, pero es el enemigo que destruye a nuestras comunidades: las murmuraciones”.

“La Virgen –continuó– ha cuidado al Espíritu Santo y la ha hecho madre del Hijo de Dios. No nos tiremos piedras a nosotros mismos, porque el diablo se divierte: pidamos esta gracia, cuidar al Espíritu Santo que está en nosotros. No le entristezcamos, y que nuestra actitud sea de dulzura y de respeto”.

[ ... ]

Fuente:
https://www.aciprensa.com/noticias/la-actitud-del-cristiano-es-la-dulzura-y-el-respeto-no-estar-amargados-dice-el-papa-97111/

Nota destacada de la semana anterior

El Papa denuncia los intentos de suprimir niños antes de nacer por tener deformaciones