El Papa denuncia los intentos de suprimir niños antes de nacer por tener deformaciones

El Papa Francisco durante una visita realizada en 2016 en el marco de los Viernes de Misericordia
Foto: L'Osservatore Romano

VATICANO, 21 Oct. 17 / 05:40 am (ACI).- El Papa denunció que la sociedad actual intenta eliminar la vida cuando presenta alguna deformación, pero también rechaza a todo aquel que tiene alguna discapacidad.

En un encuentro con el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización que celebró esta semana un reuniónsobre la pastoral para personas discapacitadas, el Santo Padre manifestó que “todavía es demasiado fuerte la mentalidad común de una actitud de rechazo de la condición de discapacitado, como si ella impidiese ser feliz o realizarse a sí mismo”.

Y esto “lo prueba la tendencia eugenésica de suprimir a los niños antes de nacer que presentan alguna forma de imperfección”.

“Todos conocemos a muchas personas que, con su fragilidad, también graves, han encontrado, el camino de una vida buena y rica de significado”. Pero al mismo tiempo “conocemos personas aparentemente perfectas y desesperadas”.

Francisco afirmó que la respuesta a dar es “el amor”. “No uno falso, tierno y lleno de piedad sino uno verdadero, concreto y respetuoso”.

En este sentido, afirmó “que la fe es una gran compañía de vida cuando nos permite tocar con la mano la presencia de un Padre que no deja nunca solas a sus criaturas, en ninguna situación de su vida”.

“La Iglesia no puede ser ‘muda’ o estar ‘desentonada’ en la defensa y promoción de las personas con discapacidad. Su cercanía a las familias les ayuda a superar la soledad en la que a menudo se encierran por la falta de atención y ayuda”.

A su vez, el Papa manifestó que “no pueden faltar en las comunidades la palabra y sobre todo los gestos para encontrar y acoger a las personas con discapacidad”.

“Especialmente, la liturgia dominical deberá saberle incluir, para que el encuentro con el Señor Resucitado y con la misma comunidad pueda ser fuente de esperanza y de ánimo en el camino no fácil de la vida”.

Por último, recordó que “la catequesis está llamada a descubrir y expresar formas coherentes para que cada persona, con sus dones, sus límites y sus discapacidades, también graves, pueda encontrar su camino a Jesús y abandonarse a Él con la fe”.

El Papa instó también a los sacerdotes a “no caer en el error neo-pelagiano de no reconocer la exigencia de la fuerza de la gracia que viene de los Sacramentos de la iniciación cristiana”. 


Autoridad vaticana explica cómo evangelizar
a las personas con discapacidad

ROMA, 20 Oct. 17 / 09:37 am (ACI).- En la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma, el Arzobispo Rino Fisichella, Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, participó en un congreso sobre la pastoral dirigida a personas con discapacidad, los “predilectos del Señor Jesús”..

“La conciencia de estar siempre ante una persona, que lleve en sí misma, también en la debilidad del propio cuerpo, el ser imagen de Dios, es uno de los datos constitutivos de nuestra historia que no puede ni debe ser ofuscado, sino sostenido y reforzado para hacer creíble nuestro testimonio en el mundo”.

Mons. Fisichella señaló que lo principal es desarrollar una “cultura del encuentro”. Para “un compromiso catequético que haga de la acogida su punto fuerte” hay que poner en valor “la amistad, la fraternidad y la solidaridad como pilares fundamentales sobre las que hacer crecer el testimonio personal”.

“Transformar esto en catequesis, equivale a asumir comportamientos que saben comprender el valor insustituible del encuentro interpersonal”, añadió en su intervención.

Por ejemplo, “encontrar a las personas discapacitadas hoy día y permitirles tener un encuentro con Cristo en el silencio de la propia intimidad y en las señales que indican su presencia en los hermanos”. 

Mons. Fisichella pone sobre la mesa la posibilidad de que sean también catequistas “que transmitan la fe que viven y la puedan enseñar”.

“Una cultura del encuentro, por tanto, es acogida del misterio del hermano para comprender todavía mejor el misterio de la propia existencia. Es un encuentro donde la prioridad del ‘nosotros’ eclesial emerge sobre el del ‘yo’. Un encuentro donde la dimensión de la Iglesia, una comunidad que vive la comunión, se convierte en criterio de juicio y testimonio de nuestra presencia en el mundo de hoy”.

En definitiva, asegura que “nuestra responsabilidad es la de transmitir la Palabra de manera viva y no crear obstáculos para que pueda llegar a todos, sobre todo a cuantos son predilectos del Señor Jesús”

Fuentes:
https://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-denuncia-los-intentos-de-suprimir-ninos-antes-de-nacer-por-tener-deformaciones-77105
https://www.aciprensa.com/noticias/autoridad-vaticana-explica-como-evangelizar-a-las-personas-con-discapacidad-95679

Nota destacada de la semana anterior

Papa Francisco: "Ante tus pecados, ¿te dejas ‘misericordiar’ por el Señor?"