Papa Francisco: Hoy la Iglesia es de los mártires


VATICANO, 21 Abr. 15 / 07:36 am (ACI).- Una Iglesia de mártires. Es el mensaje que lanzó el Papa Francisco en su homilía de esta mañana durante la celebración de la Misa en la capilla de la Residencia de Santa Marta. El Pontífice recordó así a los 30 cristianos etíopes asesinados el domingo pasado en Libia a manos de los terroristas musulmanes del Estado Islámico y a otros muchos que por el solo hecho de ser cristianos han sido asesinados brutalmente.

Quisiera recordar que la historia de la Iglesia, la verdadera historia de la Iglesia, es la historia de los santos y de los mártires: los mártires perseguidos, tantos asesinados por aquellos que creían que daban gloria a Dios, por aquellos que creían tener 'la verdad'. De corazón corrompido, pero 'la verdad'”, dijo el Papa.

“En estos días, ¡cuántos Esteban existen en el mundo! Pensemos en nuestros hermanos decapitados en la playa de Libia; pensemos en aquél muchacho quemado vivo por sus compañeros porque era cristiano (en Pakistán); pensemos en aquellos emigrantes que en alta mar fueron arrojados por la borda por los otros porque eran cristianos; pensemos en los etíopes, asesinados porque eran cristianos... y en tantos otros. Y muchos otros que no sabemos, que sufren en las cárceles porque son cristianos... Hoy la Iglesia es la Iglesia de los mártires: ellos sufren, ellos dan la vida y nosotros recibimos la bendición de Dios por su testimonio”.

“En la Historia de la Revelación, muchos mártires han sido asesinados por fidelidad a la Palabra de Dios, a la verdad de Dios”, remarcó luego el Santo Padre.

Comentando la primera lectura del día, de los Hechos de los Apóstoles, el Pontífice habló del juicio del Sanedrín contra San Esteban, el primero en morir lapidado. Así, Francisco subrayó que los mártires “no tienen necesidad de otros panes”, porque su único pan es Jesús.

Los detractores de Esteban “no podían resistir la sabiduría” y el espíritu “con el que hablaba”. Además, cuando “confiesa su visión de Jesús” los perseguidores se escandalizan y le echan de la ciudad para lapidarlo.

El Papa dijo que “la Palabra de Dios siempre disgusta a ciertos corazones. La Palabra de Dios molesta cuando tienes el corazón duro, el corazón pagano porque la Palabra de Dios te interpela a avanzar, buscando alimentarte con el pan del que hablaba Jesús”.

Esteban muere como Jesús, “con la magnanimidad cristiana del perdón, de la oración por los enemigos”, al contrario que sus perseguidores que “creían que actuando así eran fieles a la doctrina de Dios”.

Francisco también habló de los “mártires escondidos”. “Esos hombres y mujeres fieles” a la “voz del Espíritu, que hacen camino, que buscan caminos nuevos para ayudar a los hermanos a amar mejor a Dios y sobre los que algunos sospechan, son calumniados, perseguidos por tantos “sanedrines modernos” que se creen dueños de la verdad: ¡tantos mártires ocultos!”.

“Y muchos mártires ocultos que por ser fieles a sus familias sufren tanto por fidelidad. Nuestra Iglesia es Iglesia de mártires”.

Dirigiéndose a los fieles que participaban de la Misa, el Pontífice dijo: “y ahora, en nuestra celebración vendrá a nosotros el primer mártir, el primero que ha dado testimonio y aún más: la salvación a todos nosotros”.

Para terminar, Francisco pidió unirse a Jesús en la Eucaristía “y unámonos a tantos hermanos y hermanas que sufren el martirio de la persecución, de la calumnia y del asesinato por ser fieles al único pan que sacia, es decir, a Jesús”.

Fuente:

Nota destacada de la semana anterior

Iglesia refugió a 800 personas durante atentado terrorista en Barcelona