Catequesis del Papa Francisco sobre la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

El Papa Francisco en la Audiencia General
Foto captura de video Vatican News

22 de enero de 2020 10:13 am
Redacción ACI Prensa

En la Audiencia General de este miércoles 22 de enero, el Papa Francisco reflexionó sobre la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos que en Roma se celebra del 18 al 25 de enero.

En su catequesis el Santo Padre recordó que este año la Semana de Oración gira entorno a la hospitalidad y se basa en el pasaje de los Hechos de los Apóstoles que narra cómo las comunidades de Malta y Gozo trataron a San Pablo y a sus compañeros de viaje, cuando naufragaron.

“La hospitalidad es importante; y es también una importante virtud ecuménica. Significa reconocer, ante todo, que los demás cristianos son verdaderamente nuestros hermanos y nuestras hermanas en Cristo”, explicó el Papa.

A continuación, el texto completo de la catequesis del Papa Francisco.

22 de enero. Octavo Día de la Novena a San Francisco de Sales


Por la señal de la Santa Cruz, de nuestro enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración preparatoria

Corazón amabilísimo de Jesús, que por la abundancia de tu benignísima misericordia, y para manifestación más sensible del inmenso amor, con que miras a los corazones humanos, deseando dilatar el Reino de tu amor, y penetrar a todos de las más vivas llamas de aquel fuego divino, que viniste a encender en el mundo, enviaste a él en estos últimos siglos, en que lastimosamente se ve enferma la devoción de muchos, al dulcísimo San Francisco de Sales, nuevo Vaso de elección, en cuyo pecho depositaste con tanta largueza los tesoros de tu luz y amor, previniéndolo con tan copiosas bendiciones de dulzura, para que hecho todo para todos, mostrase a toda suerte de gentes el camino llano y seguro de la perfecta virtud cristiana.

Lecturas de la Misa del día y sus reflexiones – Miércoles 22 de enero de 2020.


Tiempo Litúrgico: Ordinario - Semana II. 
   Color del día: Verde.   

Memoria libre:

Primera Lectura
Lectura del primer libro
de Samuel (17, 32-33. 37. 40-51)
David venció a Goliat
con una honda y una piedra.

En aquellos días, dijo David a Saúl: “Señor, no se atemorice tu corazón por ese filisteo. Tu siervo irá y peleará con él”. Pero Saúl le replicó: “Tú no puedes ir a pelear contra Goliat, porque no eres más que un muchacho, y él, un hombre adiestrado para la guerra desde su juventud”. David le contestó: “El Señor, que me ha librado de las garras del león y del oso, me librará también de las manos de ese filisteo”. Saúl le dijo: “Ve, y que el Señor te ayude”.

Papa Francisco: no hemos pagado para ser cristianos, es un don de Dios

Papa Francisco en la Casa Santa Marta
Foto captura video Vatican News

21 de enero de 2020 7:23 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN HOY 7:28 am
Redacción ACI Prensa

En su homilía de la Misa celebrada en la Casa Santa Marta de este 21 de enero, el Papa Francisco advirtió que “el ser cristiano, ser bautizado, ser ordenado sacerdotes y obispos es pura gratuidad” porque “los dones del Señor no se compran”.

Así lo indicó el Santo Padre al reflexionar en la Primera Lectura de la liturgia de hoy del Primer Libro de Samuel en donde se relata la unción de David.

El Papa señaló que, entre los hermanos, fue elegido el más pequeño, “el más limitado, aquel que no tenía títulos, que no tenía nada” y esto muestra “la gratuidad de la elección de Dios”.

21 de enero. Séptimo Día de la Novena a San Francisco de Sales


Por la señal de la Santa Cruz, de nuestro enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración preparatoria

Corazón amabilísimo de Jesús, que por la abundancia de tu benignísima misericordia, y para manifestación más sensible del inmenso amor, con que miras a los corazones humanos, deseando dilatar el Reino de tu amor, y penetrar a todos de las más vivas llamas de aquel fuego divino, que viniste a encender en el mundo, enviaste a él en estos últimos siglos, en que lastimosamente se ve enferma la devoción de muchos, al dulcísimo San Francisco de Sales, nuevo Vaso de elección, en cuyo pecho depositaste con tanta largueza los tesoros de tu luz y amor, previniéndolo con tan copiosas bendiciones de dulzura, para que hecho todo para todos, mostrase a toda suerte de gentes el camino llano y seguro de la perfecta virtud cristiana.

Lecturas de la Misa del día y sus reflexiones – Martes 21 de enero de 2020.


Tiempo Litúrgico: Ordinario - Semana II. 
   Color del día: Rojo.   

Memoria obligatoria:


Primera Lectura
Lectura del primer libro
de Samuel (16, 1-13)
David fue ungido rey de Israel
delate de sus hermanos y el
Espíritu del Señor estuvo con él.

En aquellos días, dijo el Señor a Samuel: “¿Hasta cuándo vas a estar triste por Saúl? Yo ya lo rechacé y él no reinará más sobre Israel. Ve a la casa de Jesé, en Belén, porque de entre sus hijos me he escogido un rey. Llena, pues, tu cuerno de aceite para ungirlo y vete”.

Cinco santos que te ayudarán contra la depresión

Imagen referencial. Crédito: Unsplash.

20 de enero de 2020 12:06 pm
Redacción ACI Prensa

El tercer lunes de enero de cada año es recordado como el “Blue Monday”, el día más triste del año. La elección de esta fecha se remonta a 2005, cuando el profesor de la escuela de psicólogos de la universidad de Cardiff, Cliff Arnall, señaló que por una fórmula matemática este día es el más triste.

Muchas organizaciones usan esta fecha, que se afirma nació realmente de una campaña publicitaria, para recordar la importancia de la salud mental, especialmente ante la enfermedad de la depresión y brindar apoyo a las personas que la padecen.

Esta enfermedad no es ajena a los fieles de Dios, y en este artículo te presentamos cinco santos que pueden ayudar en la lucha contra la depresión.

20 de enero. Sexto Día de la Novena a San Francisco de Sales


Por la señal de la Santa Cruz, de nuestro enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración preparatoria

Corazón amabilísimo de Jesús, que por la abundancia de tu benignísima misericordia, y para manifestación más sensible del inmenso amor, con que miras a los corazones humanos, deseando dilatar el Reino de tu amor, y penetrar a todos de las más vivas llamas de aquel fuego divino, que viniste a encender en el mundo, enviaste a él en estos últimos siglos, en que lastimosamente se ve enferma la devoción de muchos, al dulcísimo San Francisco de Sales, nuevo Vaso de elección, en cuyo pecho depositaste con tanta largueza los tesoros de tu luz y amor, previniéndolo con tan copiosas bendiciones de dulzura, para que hecho todo para todos, mostrase a toda suerte de gentes el camino llano y seguro de la perfecta virtud cristiana.

Nota destacada de la semana anterior

Siete cosas que tal vez no sabías de la Epifanía y los famosos Reyes Magos