Nota destacada de la semana anterior

Cualquier maltrato físico a los más débiles es una ofensa a Dios, advierte el Papa