Hoy la Iglesia celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada.

Religiosas / Flickr / Iglesia en Valladolid / (CC-BY-SA-2.0)

VATICANO, 02 Feb. 17 / 11:49 am (ACI).- Hoy 2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor, la Iglesia también celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, que este 2017 tiene como lema “Testigos de la esperanza y la alegría”.

El 28 de enero, con su cordial bienvenida a los participantes en la plenaria de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, el Papa Francisco mostró su aprecio por el trabajo que realizan al servicio de la vida consagrada y destacó la importancia de la fidelidad y abandono.

“Si la vida consagrada quiere mantener su misión profética y su fascinación y seguir siendo escuela de fidelidad para los cercanos y los lejanos, debe mantener el frescor y la novedad de la centralidad de Jesús, la atractiva de la espiritualidad y la fuerza de la misión, mostrar la belleza del seguimiento de Cristo e irradiar esperanza y alegría”, expresó el Santo Padre.

Por su parte el presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, Mons. Vicente Jiménez Zamora, aseguró este es un día para mirar “a la vida consagrada y a cada uno de sus miembros como un don de Dios a la Iglesia y a la humanidad”.

“Juntos damos gracias a Dios por las Órdenes e Institutos religiosos dedicados a la contemplación o a las obras de apostolado, por las Sociedades de vida apostólica, por los Institutos seculares, por el Orden de las vírgenes, por las Nuevas Formas de vida consagrada y por otros grupos de consagrados, como también por todos aquellos que, en el secreto de su corazón, se entregan a Dios con una especial consagración”, recordó.

Aquí algunos datos importantes sobre aquellas personas que decidieron consagrar sus vidas al servicio de Dios.

La vida consagrada está conformada por todos los bautizados que se consagran a Dios a través del rito de profesión o el de consagración de vírgenes. Estos fieles se comprometen a vivir la pobreza, castidad y obediencia, a través de emisión de votos o promesas.

Entre las ramas de la Iglesia Católica que hacen este ofrecimiento se encuentran los institutos de vida contemplativa (varones y mujeres en comunidades claustrales), institutos de vida apostólica (congregaciones religiosas masculinas y femeninas, sociedades de vida apostólica), institutos seculares, orden de las vírgenes consagradas y nuevas formas de vida consagrada.

Según las estadísticas de la Iglesia Católica publicadas en octubre de 2014 por la agencia vaticana Fides, hay en el mundo 1.216 obispos pertenecientes a órdenes religiosas, 134.752 sacerdotes religiosos, 538 diáconos permanentes religiosos, 55.314 religiosos no sacerdotes y 702.529 religiosas.

Asimismo, la Iglesia cuenta con 711 miembros de institutos seculares masculinos y 24.702 miembros de institutos seculares femeninos. Por otro lado el número de seminaristas mayores religiosos es de 48.062 y los seminaristas menores religiosos son 22.749.

En noviembre de 2014 el Papa Francisco, envió una carta apostólica a todos los consagrados para señalar los objetivos del Año de la Vida Consagrada, que se inició el 30 de noviembre del 2014 y que culminó el 2 de febrero del 2016.

El primero fue “mirar el pasado con gratitud” para “tener viva la propia identidad, sin cerrar los ojos a las incoherencias, fruto de las debilidades humanas y quizás también al olvido de algunos aspectos esenciales del carisma”.

El segundo objetivo fue “vivir el presente con pasión”, así como “el Evangelio en plenitud y con espíritu de comunión”. Por último, el tercer objetivo es “abrazar el futuro con esperanza, sin desanimarse por tantas dificultades que se encuentran en la vida consagrada a partir de la crisis vocacional”.

Fuente:
https://www.aciprensa.com/noticias/hoy-la-iglesia-celebra-la-jornada-mundial-de-la-vida-consagrada-46474/

Nota destacada de la semana anterior

Catequesis del Papa Francisco sobre la Eucaristía como encuentro con Dios