Lecturas de la Misa del día y sus reflexiones – Miércoles 26 de julio de 2017


Tiempo Litúrgico: Ordinario
   Color del día: Blanco   

Santos del día:



Lectura del libro del Eclesiástico (Sirácide)
(44, 1. 10-15)
El nombre de nuestros padres
durará eternamente.

Hagamos el elogio de aquellos hombres ilustres, que fueron nuestros padres. Ellos fueron misericordiosos y sus obras no se han olvidado. Se perpetúan en sus descendientes y éstos son la rica herencia que han dejado. Sus hijos siguen fieles a la alianza y sus nietos también, gracias a ellos. Su gloria jamás se extinguirá.

Sus cuerpos fueron sepultados en paz y su nombre durará eternamente. Que proclamen los pueblos su sabiduría y los alabe dignamente la asamblea.

Salmo responsorial (131, 11. 13-14. 17-18)
R/  Dios le dará el trono de David, su padre. 
  • El Señor, que jamás va a retractarse, le ha jurado a David esta promesa: “Pondré sobre tu trono, a uno de tu propia descendencia”. R. 
  • Esto es así, porque el Señor ha preferido a Sión como morada: “Aquí está mi reposo para siempre; porque así me agradó, será mi casa”. R. 
  • “Haré que brote un vástago a David y encenderé una lámpara a mi ungido; pondré sobre su frente mi diadema; de afrentas llenaré a sus enemigos”. R.

† Lectura del santo Evangelio
según san Mateo (13, 16-17)
Muchos profetas y muchos justos desearon
ver lo que ustedes ven.

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Dichosos ustedes, porque sus ojos ven y sus oídos oyen. Yo les aseguro que muchos profetas y muchos justos desearon ver lo que ustedes ven y no lo vieron y oír lo que ustedes oyen y no lo oyeron”.

Reflexión en el día de los abuelos de Jesús

Jesús, en el discurso del Pan de Vida que aparece en el capítulo 6 del Evangelio de Juan, ante el argumento de sus interlocutores que hacen referencia al texto del Éxodo que aparece en la primera lectura responde diciendo que “Él es el Verdadero Pan que da la Vida”, no como el maná que les dio Moisés que lo comieron y murieron.

Dios se ocupa de su pueblo, aunque muchas veces no lo merecen. Toda la Historia de la Salvación es el manifestarse de la ternura de Dios hacia el hombre y el rechazo constante por parte de este. Pero Dios no se cansa porqué tiene un Plan que llega a cumplir en Jesucristo y busca caminos inesperados y personas dispuesta para que este Plan se lleve a cabo.

El plan se cumple porque Dios encuentra los caminos y contemplamos en el Evangelio cómo acuden a Jesús las multitudes para saciarse del alimento que da la Vida eterna que es el mismo Señor. Y el plan se cumple porque Dios encuentra hombres y mujeres que, conmovidos por su ternura, se dejan hacer por Dios. Como la Virgen María. 

Hoy celebramos la santidad de sus padres Joaquín y Ana que anuncian el cumplimiento de la promesa, porque, aunque el hombre se cansa muchas veces, Dios no se cesa de buscar una y otra vez al hombre para darle a comer de su Pan, para que pueda participar de su Vida, la Vida eterna.

Escrito por Comentarista 7 el 26 de julio de 2017. Posteado en Comentario a las lecturas, Archidiócesis de Madrid.

Oración

Señor, tú eres mi proveedor, tú eres quien nunca permite que algo me falte, gracias por tu cuidado tan cercano y perfecto. Yo me abandono a ti, sabiendo que eres un Dios de amor, que ves mi necesidad antes siquiera que yo me dé cuenta.

Acción

Hoy daré una ofrenda a la Iglesia, como muestra de agradecimiento, por lo mucho que Dios me da.

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Ábrele tu corazón. 
Como María, todo por Jesús y para Jesús. 

Pbro. Ernesto María Caro

Adaptado de:
Evangelización Activa, La Misa de Cada Día (CECOR), Catholic.net, ACI Prensa, Archidiócesis de Madrid
Verificado en:
Ordo Temporis Ciclo A - 2017, Conferencia Episcopal de Costa Rica

Nota destacada de la semana anterior

Iglesia refugió a 800 personas durante atentado terrorista en Barcelona