Crisis de pareja, doce consejos del Papa Francisco para buscar ‘juntos’ una solución

Antoine Mekary | ALETEIA
Publicado el 08/11/21
Ary Waldir Ramos Díaz / Aleteia

El Papa reflexiona sobre el desafío de la crisis de pareja: "No hay que tener miedo a la crisis. La crisis nos ayuda a crecer".

El papa Francisco aceptó que en los matrimonios el surgimiento de problemas y divergencias es también una oportunidad e insta a no temer a esos colapsos porque «son parte del camino”. “No tengas miedo de la crisis, ten miedo del conflicto.”.

En efecto, según Amoris Laetitia, la Biblia está poblada “de crisis familiares” y a partir de este dato se puede meditar cómo la familia no es un ideal abstracto sino un “trabajo ‘artesanal’” que se expresa con ternura pero que se ha confrontado también con la fragilidad humana desde el inicio, por ejemplo cuando “la relación de amor se transforma en dominio”.

Recientemente explicó que se necesita más valentía para quedarse a enfrentar una crisis que escapar corriendo de ella.

“No te marchaste, no te alejaste en la crisis. No dijiste: ‘esto no funciona… me vuelvo a casa de mamá’-, en cambio, “tomaste la crisis en tus manos y buscaste una solución”. (06.11.2021).

El Papa aplaude esta actitud, de hecho, al final de cada audiencia general, Francisco dedica tiempo a encontrar y conversar con los ‘esposos’ recién casados, y con las parejas que vienen a Roma para celebrar sus aniversarios de bodas e incluso tras haber superado una crisis matrimonial.

La belleza en las relaciones

Testimonios de esperanza que, según quienes le conocen, inspiran sus reflexiones y homilías empapadas de vivencias reales y concretas que le hacen esperar siempre lo bueno en las relaciones entre hombre y mujer, unidos en matrimonio.

Por eso, dice: “La historia de una familia está surcada por crisis de todo tipo, que también son parte de su dramática belleza” (Amoris Laetitia, 232).

Claro que el matrimonio no es algo idealizado: “En el diálogo real siempre hay crisis. Pero para que sea creíble, hay que haberlo experimentado. No puede ser un discurso teórico, una «exhortación piadosa»; no sería creíble”.

La crisis es una oportunidad, confirma Francisco. Forma parte de la historia familiar. Él aplaude a esas parejas heridas que han pasado por la crisis y se han curado. Matrimonios que pasaron la borrasca y se proponen ayudar a otros con menos experiencia, pues son capaces de ayudar a otras parejas heridas a levantarse del fango de la indiferencia y de la distancia afectiva.

Un jardín que necesita siempre nuestros cuidados

El jardín va cuidado todos los días. Todos pueden encontrar obstáculos, pero se trabaja ‘juntos’ para que el amor florezca siempre. La crisis es una “oportunidad dolorosa pero una oportunidad, para dar un salto cualitativo en la relación (06.11.2021)”, indica el Papa.

Asimismo, invita a guiar a los novios en el camino de la preparación al matrimonio, de acompañar a los esposos en los primeros años de vida matrimonial, en particular en las crisis, sabiendo que “cada crisis esconde una buena noticia que hay que saber escuchar afinando el oído del corazón”. Algunas crisis provienen de una maduración afectiva retrasada.

A continuación, proponemos algunas reflexiones sacadas del reciente discurso del Papa a los miembros de la asociación católica internacional «Retrouvaille», nacida en Canadá, que brinda un servicio para parejas en crisis y que se define como «salvavidas para matrimonios en dificultades” (06.11.2021), además de otros discursos.













Fuente:

Entrada destacada

Siete cosas que todo católico debe conocer sobre la Agenda 2030