Lecturas de la Misa del día y su reflexión. Domingo, 28 de enero de 2024.


Tiempo Litúrgico: Ordinario - Semana IV.
   Color del día: Verde.  


Primera Lectura
Del libro del Deuteronomio
(18, 15-20)
Les daré un profeta
y pondré mis palabras en su boca.

En aquellos días, habló Moisés al pueblo, diciendo: “El Señor Dios hará surgir en medio de ustedes, entre sus hermanos, un profeta como yo. A él lo escucharán. Eso es lo que pidieron al Señor, su Dios, cuando estaban reunidos en el monte Horeb: ‘No queremos volver a oír la voz del Señor nuestro Dios, ni volver a ver otra vez ese gran fuego; pues no queremos morir’.

El Señor me respondió: ‘Está bien lo que han dicho. Yo haré surgir en medio de sus hermanos un profeta como tú. Pondré mis palabras en su boca y él dirá lo que le mande yo. A quien no escuche las palabras que él pronuncie en mi nombre, yo le pediré cuentas. Pero el profeta que se atreva a decir en mi nombre lo que yo no le haya mandado, o hable en nombre de otros dioses, será reo de muerte’ ”.

Salmo responsorial
(Sal 94, 1-2. 6-7. 8-9)
R/ Señor, que no seamos sordos a tu voz.
  • Vengan, lancemos vivas al Señor, aclamemos al Dios que nos salva. Acerquémonos a él, llenos de júbilo, y démosle gracias. R.
  • Vengan, y puestos de rodillas, adoremos y bendigamos al Señor, que nos hizo, pues él es nuestro Dios y nosotros, su pueblo; él es nuestro pastor y nosotros, sus ovejas. R.
  • Hagámosle caso al Señor, que nos dice: “No endurezcan su corazón, como el día de la rebelión en el desierto, cuando sus padres dudaron de mí, aunque habían visto mis obras”. R.

Segunda Lectura
De la primera carta del apóstol
san Pablo a los Corintios (7, 32-35)
La mujer soltera
se preocupa de las cosas del Señor.

Hermanos: Yo quisiera que ustedes vivieran sin preocupaciones. El hombre soltero se preocupa de las cosas del Señor y de cómo agradarle; en cambio, el hombre casado se preocupa de las cosas de esta vida y de cómo agradarle a su esposa, y por eso tiene dividido el corazón.

En la misma forma, la mujer que ya no tiene marido y la soltera se preocupan de las cosas del Señor y se pueden dedicar a él en cuerpo y alma. Por el contrario, la mujer casada se preocupa de las cosas de esta vida y de cómo agradarle a su esposo.

Les digo todo esto para bien de ustedes. Se lo digo, no para ponerles una trampa, sino para que puedan vivir constantemente y sin distracciones en presencia del Señor, tal como conviene.

Evangelio
† Del santo Evangelio
según san Marcos (1, 21-28)
No enseñaba como los escribas,
sino como quien tiene autoridad.
 
En aquel tiempo, se hallaba Jesús en Cafarnaúm y el sábado fue a la sinagoga y se puso a enseñar. Los oyentes quedaron asombrados de sus palabras, pues enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas.

Había en la sinagoga un hombre poseído por un espíritu inmundo, que se puso a gritar: “¿Qué quieres tú con nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a acabar con nosotros? Ya sé quien eres: el Santo de Dios”. Jesús le ordenó: “¡Cállate y sal de él!”

El espíritu inmundo, sacudiendo al hombre con violencia y dando un alarido, salió de él. Todos quedaron estupefactos y se preguntaban: “¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es ésta? Este hombre tiene autoridad para mandar hasta a los espíritus inmundos y lo obedecen”. Y muy pronto se extendió su fama por toda Galilea.

Reflexión sobre el Evangelio

1) ¡Este no enseñaría como los letrados sino con autoridad!

Cuando el sábado fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su enseñanza, porque no enseñaba como los letrados, sino con autoridad. El marco es la sinagoga donde se proclama y se explica la Palabra de Dios. Los presentes son todos los fieles de Cafarnaúm que acuden a la sinagoga a celebrar y escuchar la palabra y vivir el encuentro con Dios. El pueblo espontáneamente establece una comparación entre Jesús y los rabinos. Hoy conocemos mejor cómo funcionaba la profesión de rabino. Se llegaba a la categoría de rabino después de largos años de aprendizaje.

La enseñanza entre los rabinos se centraba principalmente en sus aspectos jurídicos y normativos. Eran repetidores y transmisores de una tradición que hacía más difícil la fidelidad a Dios por la sobrecarga de determinaciones que la hacían insoportable. Un rabino, cuando adquiría autoridad para serlo tras esos largos años de aprendizaje, la ordenación por la imposición de manos del colegio rabínico y la entrega de la túnica talar distintiva, se convertía en un eslabón más de esa tradición normativa. Jesús no ha realizado esos estudios, no ha pasado por la ordenación, nadie le ha concedido oficialmente ese oficio. 

Pero enseña de una manera singular y sorprendente que alcanza al corazón del hombre ya que realiza lo anunciado por el profeta Jeremías (31) de manera plena. Jesús transmite una enseñanza llena de vida y que hace surgir la vida allí donde es acogida y aceptada. Jesús es mucho más que un rabino. Es un predicador escatológico y el último profeta enviado por Dios.

2) ¡La fuerza liberadora de Jesús alcanza al hombre entero y es más fuerte que el demonio!

Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: ¿Qué quieres de nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios... Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y lo obedecen. La posesión diabólica es la expresión de la esclavitud del hombre a los poderes del mal. Los exorcismos que Jesús realizaba eran una primicia de la liberación que venía a aportar al mundo y pretende con sus obras admirables de curación y exorcismo no la curación en sí misma sino su sentido y significación más amplios.

Al realizar el signo o el milagro Jesús ha manifestado poseer una autoridad del todo especial. No sólo tiene autoridad única y singular su palabra llena de vida y de verdad salvadora, sino también en sus obras se manifiesta la autoridad y el señorío sobre los poderes del mal que atenazan al hombre. Y esta comprobación suscita en los espectadores, en este caso, la admiración y el asombro. La autoridad de Jesús es eficaz tanto en palabras como en obras. El relato de Marcos es particularmente instructivo en estas afirmaciones de la identidad de Jesús en el marco de los gestos de poder liberador.

Marcos propone una imagen de Jesús o una cristología diáfana y trasparente apoyada en la realidad de la figura de Jesús actuando. De tal manera que nos recuerda con frecuencia que Jesús enseñaba, pero en pocas ocasiones se entretiene en transmitir esa enseñanza. Eso lo hará de manera más amplia y pedagógica el evangelista Mateo. Para Marcos Jesús enseña con su vida y sus gestos a favor de los hombres. Hoy como ayer, esta presentación de Jesús invita a los creyentes a asumir la responsabilidad de ser testigos creíbles en medio del mundo no sólo por la palabra sino también por los gestos.

El creyente debe tener confianza en que su vida es trasformadora. Y esa es una fuente también de realización personal a la vez que un preciado servicio a los hombres y mujeres que le rodean.

Fr. Gerardo Sánchez Mielgo
(1937-2019)

Comunión espiritual

Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el cielo y en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno del todo a Ti. Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti. Amén

Adaptado de:
La Misa de Cada Día (CECOR), Catholic.net, ACI Prensa, Frailes Dominicos de España.
Verificado en:
Ordo Temporis, Ciclo B, 2023-2024, Conferencia Episcopal de Costa Rica.

Entrada destacada

4 formas de ganar indulgencia plenaria todos los días de Cuaresma